Debe ser presentado a la oficina municipal de estado civil por los familiares, por las personas que viven con el fallecido, por una persona delegada o informada de la muerte dentro de las 24 horas de la muerte.
En el caso de la muerte en el hospital, hogar de ancianos, instalaciones de bienestar social o en otra institución, la comunicación recae en el director médico u otra persona autorizada por la Administración de Salud, siempre dentro de horas 24 de la muerte. La notificación debe contener el nombre completo del difunto, la fecha y lugar de nacimiento del fallecido, residencia y nacionalidad del Estado Muerte, civil del fallecido y si es casado el apellido y el nombre de su cónyuge, el lugar, día y hora de la muerte. El documento no debe darse la causa de la muerte, sino simplemente si existe la sospecha de que la muerte se debió a la delincuencia.
En los casos de muerte por causas violentas o eventos que excluyen a los eventos naturales o hay sospecha de delito, la comunicación al Ayuntamiento se hará por la autoridad judicial o la policía judicial lo más rápidamente posible, en consonancia con sus necesidades de eventos . En este caso, el juez autoriza, si es necesario, el transporte al depósito de cadáveres para permitir la inspección de cadáver. Las noticias de la muerte se transmiten al Oficial del Estado Civil por la Autoridad Judicial por medio de ninguna obstrucción al entierro.
Ningún cuerpo puede cerrarse en efectivo, o ser sometido a la experiencia de la necropsia, en unos tratamientos conservadores de conservación en almacenamiento en frío, ni ser enterrado, enterrado, incinerado horas antes de lo 24 de la muerte. El período de observación se puede extender hasta 48 horas, en los casos de muerte súbita o muerte aparente a menos que el médico patólogo encuentra la muerte a través del electrocardiógrafo, que se reduce a menos de hora 24 en los casos en que la muerte se debe a difusiva infecciosa de la enfermedad incluida en la lista publicada por el Ministerio de Salud, el cuerpo en busca de signos de podredumbre en marcha o cuando hay otras razones especiales así lo requieran. Durante el período de observación, la herida debe colocarse en condiciones tales que no obstruyan la vida útil.
El registrador, antes de conceder el entierro era (el entierro o enterramiento) y la autorización de la cremación, deben completar el archivo adjunto a los actos de muerte con certificado de necropsia. El certificado es emitido por personal médico necroscópico. En los hospitales, la función de médicos necroscópicos la realiza el director de salud o un médico que él delega. La redacción del certificado debe indicar la existencia de muertes o muertes relacionadas con la muerte. La inspección por parte del médico debe ser anterior a horas 15 de muerte, salvo lo dispuesto en los artículos. 8 - 9 - 10 1 de septiembre 1990 DPR n. 285 y no más tarde de las 30 horas después de la muerte. Una persona autorizada para activar la cirugía de necroscopía del médico es el funcionario de estado civil.
Adjuntos:
Descargar este archivo (modulo_dichiarazionedimorte_editabile.pdf)El formulario (PDF editable).[El formulario de declaración de defunción]0 kB